Hoy en día, los hijos necesitan padres con mucho cuento...

Aprender las horas: nuestro método (tips y materiales)

materiales aprender las horas

Aprender las horas. Gira las manillas del reloj en sentido contrario: ¿crees que ha cambiado la enseñanza desde que nosotros aprendíamos las horas en E.G.B., hasta que las aprenden ahora nuestros hijos en primaria? Vale que ha cambiado un poco… pero más que nada porque ahora tenemos relojes digitales y antes solo teníamos los analógicos. Sin embargo, si echo un vistazo a mi libro Santillana (1981), o a los SM de mi hermana (1985), de mi hijo mayor (2010) o de mi hija pequeña (2019) el método no ha cambiado casi nada.

 

Así las cosas, en primero de primaria solo se aprende las horas en punto y las medias horas. Lo cual está muy bien, pero puestos a jugar mientras aprendemos, ¿por qué no seguir jugando al ritmo que marque el niño?

MATERIALES PARA APRENDER LAS HORAS

Preparar nuestros propios materiales nos permite personalizar el aprendizaje. Y adaptarlo así a nuestras necesidades. Además, permite la participación del niño en su elaboración.

 

Las preguntas y respuestas surgen cuando uno está en el centro del aprendizaje, ¿no crees? Los materiales son la excusa para introducir al niño en ese centro.

 

enseñar las horas niños

 

materiales aprender las horas

 

Creo que las imágenes os pueden inspirar a la hora de preparar vuestros materiales. Yo lo hice con otras fotos de Pinterest. No obstante, estaré encantada de responder si tenéis alguna duda en la zona de comentarios que hay al final del artículo.

MIS TIPS PARA ENSEÑAR LAS HORAS

 

  • Preparo el material. Se lo enseño a mi hija y empezamos a practicar jugando.

 

  • Modifico el material. Siempre me toca modificar algo. La razón es que mi pensamiento tiene lagunas en relación a la forma en que mi hija se hace preguntas o comprende algo. Yo parto de un recuerdo o mi conocimiento actual, pero he comprobado que siempre debo corregirlo en función del aprendizaje de mis hijos. Es verdad lo de que ellos te enseñan el camino.

 

  • Propongo momentos de juego con el material, generalmente que impliquen momentos cortos: con este en particular solemos jugar por las mañanas antes de ir al cole. Hemos desayunado, ella está preparada, pero yo estoy acabando de recoger la casa o de prepararme para salir a la calle.

 

  • No entiendo enseñar a estas edades con clases magistrales intensivas; creo que es más una carrera de fondo. Mientras haya interés en seguir aprendiendo, dedicamos unos minutos cada día. Hasta que se sabe todo. Así veo la evolución y adapto el juego y la dificultad para que siga motivando.

 

  • Mi hija dirige la actividad. Suelo preguntar: ¿quieres preguntas fáciles o difíciles? ¿Quieres el analógico o el digital? Solo después de algunas rondas puede que yo introduzca alguna variación: ¿de qué otra forma me dirías esa hora?, ¿y si fueran las siete de la tarde en lugar de las siete de la mañana?

 

  • Estas actividades tienen siempre origen en una curiosidad de Emma (a veces por ella misma, a veces condicionada por algo del cole) Por eso, el primer día de juego me dedico a observar sus preguntas, su interés, su conocimiento… Con esto lo que intento transmitirte es la importancia que le doy a que sea ella la que dirija la actividad. No enseño previamente y ella me escucha, no. Yo resuelvo las dudas que se le van presentando al jugar. Por ejemplo: al principio el reloj analógico no tenía las cifras 13, 14, 15… pero cuando ella preguntó por qué el reloj del horno ponía las 19, tuve que modificar el material y explicárselo.

 

 

Ea, y ya está. ¿Qué te parece nuestro método y material? ¿Tienes dudas, modificarías algo? ¿Cómo es la experiencia con tus hijos? ¡Dame tu opinión en comentarios!

0 Comentarios

Deja un comentario

ladevoracuentos.com
A %d blogueros les gusta esto: