Hoy en día, los hijos necesitan padres con mucho cuento...

CIENCIA PARA NIÑOS: ¿POR QUÉ NO SE CAEN EN LAS ANTÍPODAS?

ensenar-ciencia-a-ninos

¡Yeah, no voy fallando ni un día de este agosto de aprendizajes en familia! Hoy un poco de ciencia para niños: si la tierra es redonda… ¿por qué no se caen al vacío en las antípodas? Después de estar investigando el mundo y viajar desde casa por diferentes países, Emma me lanzó esa pregunta. ¡Hago chas, y aparezco a su lado!

Esto es justo lo que intento transmitiros en el blog: como padres facilitamos recursos, y por lo tanto facilitamos curiosidad en nuestros hijos. Y surgen nuevas oportunidades de aprendizaje. Ellos llenan su mochila de interés, y la escuela se convierte en su aliada luego. No se trata de que tú les facilites conocimientos muy profundos o elaborados, se trata de que les acerques a ellos y los motives a ser niños curiosos que quieren aprender cómo funciona la vida.

¿Sabes que ya coloqué el armario de las manualidades? Estaba caótico después de un curso. No encontrabas nada que no se cayese. Ahora encuentras de todo. Es como Amazón. Así que saqué unas plastilinas, unos imanes, y unos clips y encontramos juntas la explicación a ¿por qué en nuestras antípodas no se caen las personas? Así que vamos con un poquito de fuerza de gravedad y curiosidades de los imanes (al final tienes un mini vídeo)

 

armario de manualidades
 

CIENCIA PARA NIÑOS: MOLA CUANTO ANTES

Personalmente creo que muchas cosas se introducen tarde en la educación de los niños. La curiosidad es el motor del aprendizaje, así que hay que jugarlas previamente antes de querer aprenderlas. Hay que aprovechar cuando el niño pregunta por ellas. Porque… ¿qué hacemos cuando el niño de primaria pregunta que por qué no se caen en Oceanía si la tierra es redonda y nosotros estamos arriba? (suponiendo que lo estemos, jajajajajaja, pero yo reproduzco conversaciones literales)

Pues una explicación sencillita y curiosa. Que le dé la tranquilidad del conocimiento y comprensión del mundo. Toma unos imanes, un poco de plastilina y unos clips que van a hacer de personas:

  • eligid un color de plastilina: será el núcleo. E introduce dentro unos imanes. Puedes explicarle lo lejísimos que está de nosotros, qué sucede cuando un volcán escupe lava, o por qué nos achicharraríamos de calor si estuviera cerca de nuestros pies…

 

  • ahora otro color para el manto. ¿Qué puede haber ahí? ¿Petróleo? ¿Para qué lo usamos?

 

  • y un último color para la corteza terreste. Chimpún. Por encima de ella paseamos nosotros.

 

ciencia niños nucleo de la tierra

 

Ahora viene la segunda parte molona: explicar la gravedad. No tenemos a Einstein, pero mira, para salir del paso a la pregunta de un pequeño valemos tú y yo. En su entendimiento las explicaciones dan seguridad. Comprender el por qué de las cosas evita la ansiedad del abismo del desconocimiento. El ejemplo es tan sencillo que se comprende. Llegado el momento profundizarán más en él en la escuela. Tú te limitas a poner unos imanes en los polos con los clips (personas) y listo.

Bueno… listo no. Porque cuando un niño es curioso, todo es empezar la tarta y quererla acabar. ¿Por qué los polos opuestos se atraen? ¿Cómo es eso de que por unas zonas funcionan los imanes y por otras no? ¿Y cómo es que…? Ea, ya está el germen sembrado. No hay que saberlo responder todo. Si puedes, genial. Y si no: ¡a la biblioteca a por un libro!

 

 

¿Cómo lo ves? ¿Te animas a enviar niños curiosos a las escuelas? Si tienes alguna duda al respecto estaré encantada de echarte una mano. A lo mejor te apetece saber cómo atrapar un arcoíris en una botella, o cómo acercar a tu hijo al método científico creando sus propias fragancias. Es lo que a mí se me ocurrió con lo que tenía por casa, pero ¡seguro que a ti se te pueden ocurrir nuevas ideas!

0 Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: