Hoy en día, los hijos necesitan padres con mucho cuento...

DICCIONARIO PARA NIÑOS Y CAJA DE PALABRAS

 

¡Empezamos este agosto de aprendizajes y enseñanzas en familia! Hoy con un recurso muy sencillo pero enriquecedor: usar el diccionario para niños y llenar nuestra caja de palabras. ¿Te apuntas a incentivar la adquisición de léxico? Yo estoy descubriendo también alguna que otra palabra . Supongo que es la riqueza de acompañar el aprendizaje del niño: enseñamos y aprendemos bidireccionalmente.

Me alegra comprobar que estás ahí, comprometida o comprometido también con la educación. Qué gusto da decir que somos rebeldes por educación, ¿verdad? Familias mejorando sus micromundos… ¿dónde si no iba a estar el origen de la educación? Quizás no seamos expertos educativos, pero mira, conocemos como nadie a nuestros hijos y lo demás, siempre podemos aprenderlo. Así que estoy convencida de que podemos hacer grandes cosas acompañando a nuestros hijos en su aprendizaje y adquisición de autonomía. ¡Y demostrar que los padres tenemos mucho que decir en educación! ¡Vamos! #RebeldePorEducación 

 

diccionario para niños y caja de palabras
 

DICCIONARIO PARA NIÑOS Y CAJA DE PALABRAS

En la época de internet, ¿usar el diccionario es de rebeldes? Pero mira, te diré por qué debes enseñar al niño a usar el diccionario: porque lo que le pregunta a él no te lo pregunta a ti. CHIMPÚN.

Eso sí, aunque no me gusta el marketing que hoy en día inunda todo, como madre lo practico: véndele el diccionario a los más pequeños, preséntaselo interesante, provoca que sean ellos los que encuentren la necesidad de usarlo… ¿Cómo? De forma divertida fijo, porque a los niños eso les gusta. Y valorando lo que consiguen gracias a él: hazles saber cuando hablen contigo que te encanta escuchar el rico vocabulario que tienen. Veamos ejemplos:

  • Jugad juntos: a veces Emma elige la página en la que buscar una palabra interesante o desconocida (y yo la selecciono), y otra veces yo elijo la página y Emma debe encontrar la palabra que más le llame la atención. Así que a veces hago trampa (y he buscado la noche anterior una página con una palabra que sé que le va a llamar la atención, o me hago la longui diciendo que una palabra no la sabía y que me la ha enseñado ella) En otras ocasiones estamos haciendo otras cosas o hablando, y cuando sale alguna palabra llamativa: ¡CHISPAS! (jugamos a estar compenetradas o ver quién es más ágil mentalmente) y sale a guardarla en la caja de palabras o me dice que se la apunte para luego meterla en la caja.

 

  • Cuando dan con una palabra que les hace CLICK, ya está el vicio iniciado y quieren seguir buscando más palabras. Japuta. Esa fue la palabra que le hizo click a Emma. Sí, ya sé… pero el mundo de los críos es así . Ayer nos fuimos a la pescadería juntas y me preguntó al oído entre risas que si no vendían japutas. Abres la caja y ya no hay quien la cierre.

 

usar el diccionario en primaria

 

Además, a partir de este recurso se pueden introducir otros juegos lingüísticos para poner en práctica los aprendizajes de la asignatura de lengua. ¿Se te ocurren cuáles? ¡Compártelos en comentarios! 

Si estás interesada en más recursos para el desarrollo de las competencias lingüísticas, quizás te guste leer cómo animar al niño a escribir sus propios cuentos o jugar con el simbolismo e ironía.

 

Mañana más y mejor. Pero con una entrada de matemáticas: tablas de multiplicar “aprendo a mi aire” (con plantilla para descargar e imprimir para los suscriptores de la newsletter)

0 Comentarios

Deja un comentario

ladevoracuentos.com
A %d blogueros les gusta esto: